MI JUARITOS es un proyecto bilingüe transdisciplinario en investigación, experimentación y producción artística de poética visual, virtual, sonora y performática que recurre al proceso multimedia en constante renovación para provocar la reflexión sobre nuestra ahora herida Ciudad Juárez, Chihuahua. Al ritmo del futuro tecnológico, sin perder la noción de lo ya existente de los grandes poetas que lo han inspirado, surge como un artista explorador, productor de lo estético-histórico, de la palabra-signo, de la palabra-símbolo… se siente obligado a expresar desde la poesía oral y acción poética emergente que se comparte desde la creatividad online. Para seguir viviendo: a golpe de sus poemas, composiciones musicales, obra plástica. Y sus sensaciones, no como una experiencia individual plasmada en la escritura tradicional, sino para lograr una experiencia colectiva con las redes sociales.

Creative Commons License
MI JUARITOS by Edgar Javier Ulloa Luján is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License.
Based on a work at https://mijuaritos.wordpress.com.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

ABOUT THE POET

Édgar J. Ulloa Luján is a performance artist and poet from Ciudad Juárez, México. He founded a pioneer multimedia poetry blog (mijuaritos.wordpress.com), when his hometown was the most dangerous city of the world. His performances negotiate border politics, cultural memory, trauma, immigration, and violence in addition to instigating audience and public participation. Ulloa received his BA in Literature at UTEP and his MFA in Creative Writing at New York University.  He is pursuing a Ph.D. in Spanish Literature at Georgetown University. He has performed in PEN World Voices Festival–PEN America and México Now Festival in NYC and The Poetry Festival Expandible in México City. He participated in the 31st Ljubljana Biennial of Graphic Arts in Slovenia and SALTS in Switzerland at Work Off Paper exhibit, an art exhibition about how text function. Ulloa’s work was included by CONACULTA in the first national anthology of visual poetry in México. He was the 2016 Emerge-Surface-Be Poetry Fellow from the Poetry Project in NYC. He has participated virtually with Colombia and Spain reading poems online for audiences.  Ulloa is currently studying a Ph.D program, his second year of Spanish Literature at Georgetown University.

Anuncios

LAS MANECILLAS DEL RELOJ

No puedo dejar de ver el lucero de la mañana,
aunque sé que la volveré a ver: quedan todas en mi mente
indiferente, piel pegada a uno mismo y a lo irreal.
Al igual que los revólveres, perfecta analogía de la civilización.
Voy a dispárame a mí mismo,
voy a reventarme los sesos con los mecanismos de la nación.
Y a veces el recluso piensa que tiene más libertad
que los soldados verdes matando con sangre por amor.
De las aberraciones, la ineficacia de las innovaciones
e invenciones modernas
ya no son esenciales para todo el mundo.
Es curioso, pero de nada sirven.
Lo que me duele, es que todas nuestras tres ultimas
guerras mexicanas, no han sido todavía
consumidas por la hoguera, no hay altas llamaradas
ni escombros de libros rotos llenos de historia
ni de huesos extinguidos en la memoria.
Y en vez del llanto retumba un tambor
Y en vez del llanto retumba un tambor
Y en vez del llanto retumba un tambor
Y leo para matar el tiempo, pero al final;
yo soy…
yo soy las manecillas…
yo soy las manecillas del reloj…

EL DESIERTO PASA AL PASO

Por muchos abriles he contemplado
los ruidos fenecidos en la travesía

y corroído en el oído por ellos
exclusivamente atajan y van atinando

en el animal que se esconde en mi
aquellos son pájaros innombrables

o mendrugos de alas hurtadas
y las he visto caer en la adversidad

narcisismo en el mismo ismo
exceso de poesía expresionista y cubista

He hecho con el Dadaísmo una polifonía de delirio
No hay banderas blancas en el cielo

He experimentado con el Ultraísmo una luna
entre las ramas y el sol,

Ha subido mi súbito aliento
sobre los cruces de las cruces montadas en el muro fronterizo

Abajo       el desierto pasa
y lo cruzan los paisanos como soles nómadas

La noche regresa a la cacería cínica llena de jaurías
He adiestrado al Creacionismo como Vicente Huidobro

que advirtió de un helicóptero con palabras asesinas sobrevolando
en La Moneda

He usado mis manos con el Surrealismo
recortado letras del clasificado del PM

y mandado narcomantas anónimas a mis enemigos

No hay que ser cobardes

se derrama sangre o no se derrama
No he sabido sangrar

Por muchos abriles he contemplado
los ruidos en la travesía

dónde poner el odio,
si oyendo a través de la base de un vaso contra la pared?

Pensé que eran la resonancia de las conchas
pero eran violines y pianos desafinados de mis vecinos.

EL RUIDO AZAFRAL DE LA LICUADORA

Porta cuchillas debajo del vaso de la licuadora.
Acero inoxidable. Leche lista para la proteína de soya.

La solución de espinacas vertiginosa se cuela,

Se va a liquidar, aquí, “Popeye El Marino soy”
Es una matraca, ametralladora, una tacita, una

Licuadora diciendo, nadie más que yo te argamasa los huevos
orgánicos de gallina, de siéntate y ahí nos vemos

No hay nada más polifónico que auscultar
al motor de la licuadora

Mete los dedos. ¿Que estas acechando?

 

Acerca de este poema

Este poema enclaustra un protocolo matinal —bien mañanero, de un licuado de espinacas con huevo y proteína. Soy un fan proteinaico o naco y también un paranoico por naturaleza. Sin embargo, me gusta demasiado salir corriendo como si sufriera un ataque de pánico y correr como si me estuviera persiguiendo un león o escapándome de un asalto al banco. (No que lo estoy planeando, aclaro) y reventar esos chamorros que para eso son, ¿O apoco no? Especialmente cuando los versos inaugurales licúan al poema, claro que, yo sí sabia lo que estaba escribiendo desde un principio. Un poema licuado junto con mis sesos, ahora veo cómo algo tan simple y tan absurdo no funciona para iniciar una conversación con alguien, por eso estos versos funcionan como una poética de la licuadora, porque no podemos decirle a cualquier persona estas mariguanadas. Simplemente no va. ¿Quién metería sus poemas a la licuadora y se les tomaría de un sólo trago? Nomás yo compa. Un poema no debe ser leído, debe ser bebido también. ¿Por qué no estás de acuerdo? ¿Quién te dijo que los poemas no tienen vitaminas? Y tu me preguntas, “¿Acaso escribes a lápiz y en papel reciclado de lechuga o algo así?” Yo te contesto, “Se escribe como se escribe, en papel comestible, y que te sea nutritivo, con un poema escrito con pintura vegetal si quieres”. Tu cara así como que…, “Ya no hay virtud…”. Y yo te digo, “Ah pues qué fufurís nais”.

CHILLS

This is my friend who was set on fire,
A dear friend of mine who lost his mind.
The splash of water. The big splash.
I didn’t know what to do then,
When my friend was abandoned by his mother.
His mother, a ghost.
I had to help him, I had.
As if he were my own child, my own son.
His face, blurry—I’m sure it was him,
He wore a white cap
And he was beginning to forget everything.
Everything.
I, at first didn’t know
what to do, nor where to go.
He did not react to what I’ve asked,
He ignored me as if I did not exist.
Flicker. The pills, lying on the carpet.
I realized that he needed them.
I took him to a place where they could take care of him,
But he kept falling from a bridge
to the river. Splash.
And when he fell every time. Splash,
He tried to cross the other side,
Fire came out of the water. Burned.

SÍ IMPORTA POR EL COLMO DE DIOS

“Yes, it matters, for God’s sake,”
Was the cry of an angry man who woke me up.
I got up quickly from the bed
Because I thought it was my father
yelling at my mother in their bedroom,
but no. She was dressed in a bathrobe,
Ironing clothes, and I asked her “and my father?”
Because his absence was an ominous one.
She said that my father went to work.
I did not want to tell
My mother about the screaming
Man voice I heard in my head.
I did not want her to think I was going mad.
It was in the sunrise. I clearly heard him shout,
And like I said, it even woke me up worried.
Throughout my life I have carried that phrase
With me in my mind. I have always thought of it
And what it means in the heart of a border town I fled
Among the mortals and the dead at dawn.