El ver tu rostro; sé que te has ido

Son, oh madrugadas soles solitarios
Que caminando los pies se descansan
Y transcurren las banquetas; avanzan
Contaminados los aires divinos.
El peatón, las calles y los edificios:
La soledad se adivina rápido,
El ver tu rostro; se que te has ido
Como fuerte soplar de aquellos vientos
Desconocer ojos, rutas y sombras
Y llegar al final de cada verso
Del gran horizonte y me pierdo en letras
Agigantadas con luces de ríos.
Son bellos reflejos del cielo raso
Como fuerte soplar de aquellos vientos.

EDGAR JAVIER ULLOA LUJÁN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s