¿Y qué ganó la ciudad “Heroica”?

DSCF0674

“Los malos le temen a tu garra.
Los buenos se alegran con tu gracia.
Lo mismo
oigo decir, con gusto,
de mis versos”
-Bertolt Brecht


¿Y qué ganó la ciudad “Heroica”?
Por Édgar Javier Ulloa Luján

¿Y qué ganó el hijo del secuestrador
que iba a trabajar, a secuestrar personas de los carros fronterizos,
nacionales, de Nuevo México y de Tejas?

Y a bajar a una alumna de la escuela de Inglés donde yo impartía clases.
De los juarenses secuestrados ganó una cartera de playboy
eso ganó el niño de Ciudad Juárez.

¿Y qué ganó el hijo del sicario de —La Línea?
Del cártel ganó un reloj de pulsera que marcó el tiempo de ida, de vuelta.
Tic-tac, tic-tac. El péndulo de la noche, y del día.
Y el niño antes de entrar a la escuela se topa a un soldado,
y el inocente niño le dice al soldado:
“mi papá también tiene un arma igual que la de usted”,
¿y donde vive tu papá amiguito?, preguntó el soldado.
Allá, le contestó.
Hoy le pregunté a mi papá
que a donde iba con esa arma, se la colgó en el hombro, y me dijo que a trabajar.
Y me dio un beso, y se fue.
El soldado, dejo huérfano al niño.
Eso ganó el niño de la em(presa) donde trabajó su papá.

¿Y qué ganó el hijo del soldado
del cuartel militar que desaparecía a los juarenses,
del soldado que torturo a mi cuñado por creer que su troca blanca
era robada, y le vendaron los ojos para golpearlo, y al final lo dejaron ir?
Del la militancia del PAN ganó a un papá sano, chaparro y fuerte.
Eso ganó el niño de las fuerzas armadas que violentaron a Ciudad Juárez.

¿Y qué ganó la hija del Policía Municipal
de patrullaje por Anapra, Chabeña, El Barrial, Villas de Salvacar,
La “Melchor” Ocampo, La Mariscal, Cuatro Siglos,  y todas las orillas?
De cada lugar ganó una mordida en la sien.
Y un lote lleno de pasmas desmanteladas que se usaba
para fiestas clandestinas muy cerca del Estadio Carta Blanca.
Eso ganó la niña huérfana de la corrupción y el desdén.

¿Y qué ganó la hija del Policía Federal que mató a uno de los guardaespaldas
del presidente municipal, y la hija del Policía Federal de cada Estado de la República Mexicana
que esperaba por las noches afuera del cuartel sobre la avenida Hermanos Escobar?
Del cuartel de la Policía Federal se ganó una televisión robada de algún juarense.
Eso ganó la niña por esperar afuera del cuartel.

¿Y qué ganó la mujer del taxista que es papá de siete hijos
que viven en Parajes del sur, cerca del aeropuerto?
De Parajes del sur ganó a un marido con el brazo quebrado.
A los pequeños hambrientos, y a un hombre honesto.
Eso ganó ella de la ciudad.

¿Y qué ganaron en la frontera las mujeres del tercer mundo
que iban trabajar a la fábrica maquiladora del primer mundo?
De la fábrica maquiladora del primer mundo ganaron un salario mínimo
de 900 a 1,200 pesos a la semana.
Y un —ultraje.
Eso ganaron ellas por trabajar en la fábrica maquiladora.

¿Y que ganó Édgar Javier Ulloa Luján del periodo sociopolítico
que sufrió su herida Ciudad Juárez?
De la situación violenta de su ciudad natal
Él ganó mucha sátira en alguno de sus pseudo poemas tardíos.
Y perdió noción de la realidad convirtiéndola en fantasía animada.
Eso ganó el disque “poeta” en la frontera transgredida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s