“Todo lo que vemos no es sino un sueño dentro de un sueño”
– Edgar Allan Poe

Delirio Onírico
Por Édgar Javier Ulloa Luján

Me han envenenado.

La boca me sabe a plomo y cianuro.
Retorno por el largo camino fúnebre
regreso a la nada. Lejos de aquí mi
cerebro cuenta la crónica de un poema
como alimento que va directo al estómago
como hemorragia que circula generando
éste gran desorden cerebral. Desde mi
perspectiva, todo es abstracto, recuerdo
otra realidad que ahora comparto. Tiempo
en el que dejé crecer las uñas de las manos
para escarbar atesorado corazón de hierro
que pondera el hueso de un perro nostálgico.

El que yo muera enfermo es
peccata minuta
la vida seguirá su consumación.
El que yo sea asesinado es
peccata minuta
el asesino es parte de un sueño.
El que yo muera por un accidente es
peccata minuta
el dolor será tan positivo
como una buena noticia.

Cierro los ojos, ahora los abro aquí están
mis dos puños, escogo uno, y lo abro
encontrando un gerundio rudo como los de Neruda
más que la verdad, una realidad explorada
en la muerte vida o la vida muerta; es decir,
el dormir no es morir, el vivir es dormir.

Sueño como si estuviera vivo, y no muerto.
Vivo como un pez, y no como un mar muerto.

Anuncios

Delirio Onírico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s