Nos siguen


Parece un exánime, quizá palpita herido
sino hubiera hecho el alto en el semáforo
el que anonadado al lado de mi va de piloto
no lleva las manos al volante
no para y se pasa de largo.

Purifico mi visión al no ignorarlo, mi amor.
Nos siguen, no debimos ver el término de esa vida
arráncate esos ojos, abandona la vista
entreguémosle nuestros luceros
fragmenta la historia de mi rostro
escinde mi lengua como la de una serpiente.

Es otra ciudad en cuanto los cristales del mini cosmos
Revientan mi cuerpo junto al tuyo en plomo
Devastada en eclipses.

Édgar Javier Ulloa Luján

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s