EL HOMBRE

Si tuviera que vender alguna extremidad
del cuerpo en el que habito durante
esta temporada académica, tal vez,
opto por el cuello, y es la única opción,
de muchas. Entonces, es verdad, lo que digo
porque no lo sabe Dios. Que se entere el trotamundos
de que si algún día se alcanza a ver en la lejanía
una cabeza en el Canon de las proporciones humanas, es
para que sepamos el tamaño
del pequeño hombre visto desde un astro solar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s