CANTO HONDO

Yo quiero ir al bosque
con una mujer enamorada
a que mis desnudas manos,
alumbren sus senos, con una
lámpara lunar (luz), escabulléndose
entre las ramas
yo quiero dibujar la silueta de la sombra
pintar sobre ella con mojada tierra marrón
—Esto es patético—,
el gritar, gritar, gritar de un hombre enrollado
en pelucas de judías, rastas de afroamericanas
como un gitano pidiendo limosna en la ciudad, y
estar abandonado, afuera de una iglesia católica, una
vela en la banqueta con una calcamonia de la virgen
de Guadalupe, y yo, o (él) apropiandose de una cultura
de las muchas culturas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s