DON VIENTO

Bajé de un árbol
como una manzana que cae
a la cabeza de un genio,
¿porqué rejuveneces tanto con los golpes de la sole(grave)dad?

El pure de tomate
corre por mis venas
extendiéndose el insaciable fuego del goce (noche)

Yo me cuelgo en tus luengos cabellos del anochecer
como cascadas de placer en el son del co(razón)

¡Dime ya,
Ya has dado vueltas y vueltas
ya no más tormenta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s