Engendro de la razón

Este engendro vive en el desvarío alucinándose a si misma extravagancia

desde afuera veo la aberración de la belleza perversa versos retorcidos

y en el desierto hay muy pocas rosas con espinas del sol estrellado

cuando los rayos del fuego son usados como peluca de una mujer punk

y una mujer tan cerúleo y ojerosa por las sombras de sus trasnoches

Soy un animal que pinta desglosándose la carne y el pellejo

Y es esta es mi primera obra visual pintada al óleo en la adolescencia

La primera siempre será un fenómeno erradicado del cerebro alusivo

Y es esta pintura que estuvo colgada en el café Nómus y querían darme 100 dólares por ella,

como si fuera una puta

Yo la pinté no para venderla

Esto no es presunción


Este es un esfuerzo. Intranatural

Estaba el lienzo, estaba el óleo, estaba el color y estaba aquel olor de aguarrás y aceite de linaza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s