EN LA CIUDAD DE LLUVIA

 

(A John Gould Fletcher)

Ciudad de lluvia
se abre el paraguas blanco de Eduardo Mitre

Ciudad de gaviotas y aeroplanos
Ciudad que se escucha en canciones y se lee en calzones
Ciudad que le cierra las puertas a Sicilia, ciudad resbalosa, involución peligrosa
Los débiles le caminan despacio:

Ciudad de lluvia alegre, contenta, feliz
se empapan los ciclistas fluorescentes andando en las calles y caen al cielo
Ciudad de cielos blancos en el día, pero en la noche ciudad ámbar que acompaña
el whiskey de Cesar Silva en las rocas, ciudad donde no hay perros sueltos,
ciudad de humanos sacados a pasear por su amo el canino
Ciudad de cielos blancos, lluviosos, charcos y bluyines mojados
me pondré los botas contra el agua?

Ciudad de agua, fresca de la llave, ciudad de chimeneas apagadas, cigarros y perfumes
ciudad de piernas largas, ciudad de peces que caminan, ciudad de estrellas fugaces
quemándose en el alba de New Jersey reflejadose en el Hudson

Ciudad que entretiene a los que no tienen espíritu de solitud,
ciudad que enfría la mirada y congela las lagrimas de mis lamentos,
ciudad de sacrificios culturales, se empalman y se cancelan;
Ciudad donde el tren nos lleva a donde quiera, ciudad de camiones parlantes, sirenas luminosas
e insultos indescifrables;
Ciudad donde las rapsodias en azul titiritan en ventanas de Manhattan,
ciudad de películas racistas de blancos por Woddy Allen,
ciudad de lobos cocainómanos de Wall Street;
Ciudad de hipster en Williamsburg,
una moda y un estilo de vida estilo Nuevo México versus texano

Ciudad del pensamiento emprendedor y enloquecedor, ciudad de imagen perseverante y embriagante,
ciudad de sonido drástico, fantástico y dinero plástico.
Ciudad de lujuria, gula y vanidad en la utopía de mataderos

Ciudad de primeros auxilios en tiempo record, ciudad de contratiempos absolutos, emergencias sutiles
y embarazosos dictados por uno mismo
Ciudad de ratoneras, ciudad de gatas interesadas en el ro-né-di, ciudad de músicos ambulantes,
ciudad donde las imitaciones limitadas de comportamiento sobresalen por los aires,
hipócritas saludando sin esfuerzo, mitos vulgares y envidiosas en vestidos lindos,
ciudad de ausencia, ciudad de deseo, ciudad de leche y senos, ciudad de bebes e infantes,
euforia sentada en un rincón acompañado con vino tinto, champagne y ensalada. Que asco!

Ciudad sitiada en una frontera de mares barrocos, ciudad incomprendida por las generaciones que se
caducan con las crestas de las décadas, ciudad futura derrumbes de historia, ciudad de radiadores
que abrigan estancia temporal y elegancia irrelevante;
Ciudad donde los televidentes se cultivan de manera fácil, ciudad de poetas solteros y tristes
profusiones en la Casa Mezcal donde las luciérnagas enredadas en telarañas fotografían
a Roberto Echevarren sentado al lado mío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s