agua dulce y salada

Estoy sentado en una banca de Battery Park
El tipo de al lado
está fumando un cigarrillo de esos que dan risa.

Me levanto
y me voy caminando sin dejar de ver
al sol extinguiéndose en el río Hudson,
te diría que esos remolinos de gaviotas,
esas nubes cromáticas
y aquellas lejanas jirafas gigantes mecánicas
en Staten Island
beben del agua dulce y salada
pero el alba de New Jersey es tan hermosa como el amarillo oro
y la naranja fundiéndose en ácidos dejando su ardor
para el próximo día.
Me monté a la bicicleta
y como un zig zag luminoso crucé el puente de Brooklyn.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s