EL CONFÍN DEL MUNDO MUNDIAL

Hay en el Norte
más de un montón
de coronas de espinas
y púas en los patios
desprotegidos
con sus ventanas sin cristales
que le cantan a la libertad de Jesuscitación
Y burritos, que se comen con devoción
cómo sí esto fuera
un delirio sublime
Híbrido y alegórico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s