LLUVIA EN SOHO

Había un poco de lluvia en la noche

y sólo bastó una noche

ya que la hamaca paraguaya

nos reunió otra vez

como lo hizo los antiparaísos de Zurita

en el castillo del Rey Juan Carlos II

Tus tirabuzones rubios

escondidos en ese gorro

un tatuaje de tercera dimensión en tu brazo

 

Aprendiste a mirarme como yo te miraba

Tu sentada, y yo diciendo adiós con una simple mano simple

Sabes que no estábamos solos

Todos ellos te querían como yo te quería

pero fuiste por mi antes de irme por primera vez

y ahí estabas, detrás de mi

esperando

a que me cayera

ante tus pies

Con tus piernas largas antes fracturadas

por la caída de la torre en la playa

y ahora estás en la cama

Estoy tranquilo

tus medias negras. La cama para nosotros dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s