BEDFORD-STUYVESANT RENAISSANCE

El renacimiento de Bedford-Stuyvesant:
juventud en un barrio gentrificado
reconstruyendo o destruyendo una clase social
y, emplumada mi cabeza, busco una identidad
Reverdezco la corona de espinas, “rejesucito”
como un cristo haciendo gimnasia en las olimpiadas

Estoy animado a salir con un lienzo
y una regla, y trazar líneas
vivaracho y atento de conocerme mejor
mañana voy a Governors Island
al festival de poesía, ¿vamos?
la pasaremos bien
vivaracho y atento de conocernos superior

Entreveo un transbordador
gaviotas, recitales, poetas y árboles,
seria un violento lírico si en público gritara:
¡Poetry!”, “¡Poetry!”, “¡Poetry is dead!”
y por castigo se me ataría en un poste de luz
y gotearía en mi
la luminosidad del relámpago permanente

ascendería poco a poco por el poste
y escaparía, aún atado
no podría dar salto desde lo alto
pero me arrojaría a la copa del árbol
y todo el festival aplaudiría a mi hazaña
Yo quedaría dormido entre las ramas,
y en la quimera, arrancaría cada hoja, y les diría que:

“¡esto tampoco es poesía! (cae la hoja)
“¡esto tampoco es poesía! (cae la hoja)
“¡esto tampoco es poesía! (cae la hoja)
y quedaría desnudo ante todos (ramas sin hojas)
y les diría que sólo en el despejado índigo (cielo)
y las nubes, nos contarían cosas, en tan sólo un instante,
no al incendio del árbol que da sombra a sus hijos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s