MIXCOAC

cropped-1600018_10151845690616402_1798587658_n.jpg

Gritos en la vecindad
Gritos de la vieja
Gritos al viejo

Gritos y más gritos

Favores obligatorios
que el viejo tenia que hacer
lo mandaban
a la tienda de la esquina
con gritos
y más gritos.
El viejo debía que obedecer

Cansado y a media tinta
Lo recuerdo al viejo de enfrente
por la ventana lo veía envejecer
sentado en la entrada de su casa

Yo iba andando
cruzaba el Anillo Periférico
por abajo y me iba
merodeando por Zurbarán
de regreso a casa
Pero en la madrugada
por arriba me iba
del puente peatonal
rumbo al metro Mixcoac
donde por primera vez conocií
a Ángel Lujano,
cada día
seis veces a la semana
iba a trabajar a Telvista
al centro histórico
a contestar llamadas
clientes de Estados Unidos
que querían mandar dinero
a otro país por
Western Union

el taquero
los fines de semana
en la banqueta
de regreso al pequeño, (éxodo)

íbamos
cuatro músicos a San Ángel
en el
pecero

se fumaban a María Juana
entre las hojarascas
y la azotea de la casa
llena de
ecos
Espacio
donde empezamos a ensayar
las canciones de Roberto Polo

Estuve en Mixcoac
En el suelo
durmiendo
me impacientaba el anonimato
empezaba a estigmatizar el éxtasi
surtido con vodka y champagne?
Club Atlántico y su piso de ajedrez
hundido en el caminar
inaugurales descomposturas de silenciosos
avisos del mareado corazón
monedas transfiguradas en calmantes
y vitaminas

Miro al pretérito
como ahora veo al hoy
encabalgarse en mi lomo
el futuro depende de mi
Quiero
recordarlo todo

Recuerdo
a las palomas sobre el asfalto

Pasar por dos meses
por el mismo lugar

No vi florecer a las flores de mi lengua
estuve en un florero al igual que un bambú
en una botella vacía
varada en una humilde vecindad

Quería lo que yo no tenia
hasta que en una noche
cuando Paola Guillen
me presentó a Teresa Margolles
quien compartía sus ideas
en el Bar la Faena,
Finella Halligan la conocí también
me invitaba una cerveza
porque yo no tenia un quinto
Entonces, esa noche decidí no ir a trabajar

De vuelta al suelo de la vecindad
a veces sin gas a veces sin agua
Dibujaba en la ducha a una dama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s