PERO NO ESTÁS AHÍ

 

Puños de tierra hay que llevarse

a los bailes de los muertos

y debo beber sangre, mujer de mis latidos

y mi cuerpo debe de extenderse

y fumar cigarrillos

en medio de la curvatura de un puente

parecido a tu dorso.

Es imprescindible llegar al otro lado para trabajar

y regresar cuatro veces por semana

y seguir cruzando, escondiendo la navaja en la manga

en la madrugada,

a pesar de que seamos infieles a la Soledad impalpable

no caber de contento en lamentos

pero no estas ahí

a pesar de estar aprisionados en nuestros cuerpos.

 

Yo tengo la llave a la libertad

es septiembre, mes patrio en mi tierra

es septiembre, mes de tragedia en esta barra de Manhattan.

Los espejos son una condena

estaciones del año que se renuevan

estaciones del año que se indagan en el pecho

 

Todavía soy apto para ser feliz

usando mi cara como excusa para una sonrisa

como si tus dientes fueran perlas esparramadas

en la playa.

 

El mar y el rio se hacen uno

a pesar de que estén separados.

 

Estoy bajo un techo frente a unas mujeres

leyendo con mucha atención. Y sus piernas

son mi distracción. He ahí mi falta de amor

a los bailes de los muetos.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s