SIN CORREA

fue cuando la
luz hizo
a las sombras
moverse por las paredes

el cuarto empañicado
en la obscuridad

& caminamos rumbo al centro de Brooklyn
en busca de lasaña
para nuestro paladar
& encontré a Monet en los escalones
donde estaba esperando por mi
& me recordó a un regalo de cumpleaños

luego fuimos
en el frio
a comprar mandado
yo poco enfermo
nunca debí haber salido de cama
& nunca debí haber dejado de escribir
con el ruido de las sirenas
los carros que pasan sobre la avenida
& la gente se escucha pasar
por la ventana
& y una lámpara
que promete
siempre dejarme leer

mi vecina en bata blanca
tiene el cabello largo y oscuro
tez blanca
& en mi techo, escucho sus pasos
ella sola, allá arriba, parece bailar

saqué a caminar a una dama de Moscow
yo era el perro del desierto
sin correa
pero no te preocupes mi lector
seguíamos tu pista
yo aun sigo siendo un enfermo dental

de regreso al apartamento
nosotros nos sentamos en el sofá
un viernes 19 de diciembre
en la noche, bebimos muy poco vodka
suficiente para que yo me quedara
en casa & de repente
ya no hubo nadie, excepto
yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s