ENTRANTE

Nadie está vivo
En este hueco de la vida

Aprendo mucho de la vida
Aprendo tanto de la vida
Tu presencia le dio vida a esta vida
Tu presencia innovó los días

Los túneles de esta ciudad
Aquellos pasajeros
Cuando llueve
Cada uno con su paraguas
Son esqueletos caciques de una jácara evidente

Es mentira que los vivos también terminan lo que empiezan
Y además
la vida se nos desaparece como el Mar de Aral
Nada se opone a la marcha fúnebre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s