Wanna Be

Las palabras se las come la boca en un platillo suculento en el
que echo un taco de ojo a mi mismo.

Enfrente de mi la gente se sirve, casi un poco desesperados
comen hasta hartarse. Entonces un estudiante come con su mochila puesta
porque la ósmosis es el peso de la sabiduría.

Y soy un teorizante Wanna Be, que quiere tener un preámbulo para todo,
y sentirse orgulloso de cumplir los objetivos, intentando lucir como un superdotado sin acordarse de que depende de los demás. Fingir ser un idiota y quedarse conforme.

¿Quién sabrá nadar sin salvavidas en el absurdo aburrimiento?

Descubrí lo que significa ser un hombre
al ver a la mujer en vestido blanco
con un manojo de flores
en sus manos.

Reverente soy,
el vino y la champaña en la ciudad
espera a que la tormenta Joaquín, llegue.

Mis ojos miopes, parpados cerrados, van cruzando el subterráneo
y así, inverosímil, cruzo el East River, pero por debajo.

Uno que no se molesta en ser sublime, se centra en lo alto
por esos los pajaros están muertos en la superficie del agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s