The Grocery Store Across the Tex-Mex Border (Poem No.9)

El Pee-wee era un fulano
que andaba mal, en el narco.
Que iba a la tienda. Hacerse wey.

Mi mamá tenía miedo de correrlo
porque no quería que
le hiciera algo a su esposo o hijos. A nosotros.

Siempre que él iba
mi mamá le llamaba a mi papá
pa avisarle que ahí estaba. Molestando.

Años después,
él le disparo en la cara
a la hermana de Ramón,
uno de mis amigos
del fraccionamiento Chamizal.
Del Fovi II.

“Yo le tenía miedo. cuando
Pee-wee iba a la tienda
a tomarse una Coca Cola.
Pero se quedaba ahí parado,
a mí se me hace
que llegaba drogado,
nos aventaba besos
cada vez que pasaba
por la calle. Yo mejor
lo saludaba con respeto,
le daba por su lado.
Era la única persona
que yo le tenía miedo,”
decía mi madre.

Era uno de esos
morbosos
como del centro de la Avenida Juárez o Mariscal.

“Esa niña cuando crezca
va a tener buen cuerpo.” Le dijo a mi mamá sobre mi hermana.

Le comentó que un amigo
de él estaba
enamorado de ella,
de 12 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s